Si de paladares exigentes se trata, la respuesta la tiene Chriss, parece decir José Luis Suárez, gerente general y propietario de la Compañía Integral de Servicios y Alimentos CISA Ltda., en referencia a que la pujante Santa Cruz de las últimas décadas demandó mejores servicios en comida rápida. Y «Pollos Chriss» consolidó un mercado absolutamente fértil hace 21 años. La iniciativa emergió un 26 de septiembre de 1991, en la visión de los esposos José Luis Suárez y Edith Candia.

«En aquellos años aún yo era empleado de Avicruz, con la producción del famosos pollo Pechugón, una marca líder en el mercado y que por años fue muy conocida. Durante 12 años de trabajo en esta empresa aprendí el manejo de la parte avícola, en parte  de los restaurantes y el matadero», sintetiza Suárez, sobre los orígenes de la empresa.

Y lo que es hoy Pollos Chriss, recuerda la pareja, se debe a la pequeña inversión de tres mil dólares, cuyo monto permitió comprar una freidora, utensilios de cocina y seis mesas y sillas. Lo primero que hicieron fue crear una receta propia de marinado para el pollo y luego empezaron a vender en un local de la Av. Santos Dumont, de Santa Cruz.  

Entre el éxito y las ganancias
. La fortaleza de Suárez y su familia día tras otro fue sumando éxitos a su pequeño emprendimiento. Si bien Chriss se abrió ahí en la Av. Santos Dumont (donde actualmente se encuentra), en un ambiente reducido, este era aprovechado de manera muy  audaz por sus propietarios, quienes habilitaron la cocina a la vista de los clientes bajo el concepto de que «el cliente sabía qué y cómo es lo que preparaban el pollo que se iba a servir luego».

«En un solo turno. Vendíamos muy poco y el capital inclusive era pura deuda. Me acuerdo que el alquiler del local más las máquinas eran 380 dólares mensuales. Con una venta que se maneja un promedio de diez pollitos y hasta menos. Trabajamos mostrando la cocina, además de mostrar el sabor del producto, hemos aprovechado esa debilidad como una gran fortaleza a favor del cliente», rememora Suárez. 

Clientes, sinónimo de bonanza. Diez años más tarde, el rápido crecimiento de la empresa demandó que se fundara la Compañía Integral de Servicios y Alimentos (CISA Ltda.). Un holding en el que se integran la logística, las compras y la producción.

Constituida en una empresa grande, Chriss  hasta ese entonces se especializada en pollos a la broasted, por lo que amplía su patio de comidas con pollos a la brasa, alitas, nuggets y chicharrón de cerdo y pescado.

«Si sacamos nosotros  la media, tenemos alrededor de más de un local por año promedio de crecimiento. Luego implementamos de manera novedosa llevándole el producto al cliente hasta su domicilio. Funcionábamos como si fuéramos radiotaxi en moto», sintetiza Suárez  tras dos décadas de intenso trabajo.

Siguiendo su política, el grupo empresarial diversifica su actividad con otros nuevos productos como son las hamburguesas Boccato y los helados Friss. El liderazgo de Chriss va casado con el desarrollo de Santa Cruz. «Nos abrió las puertas, nos da oportunidades, es tan bondadoso y hay que explotarlo. Es un departamento bien amigable para hacer empresa», finaliza.

José Luis Suárez

Gerente general

Empresa:
Compañía Integral de Servicios y Alimentos CISA Ltda.

Inicio de actividades: 
1991

Rubro: 
Servicios y Alimentos CISA Ltda.

Principales actividades:
Servicio de comida rápida en la línea Pollos Chriss, Friss y Boccato.

Historia:
La compañía se gestó en 1991 con el servicio de comida rápida basada en pollos a la broasted. Más tarde, en su afán de diversificar el crecimiento empresarial y de paso en procura de satisfacer un público más exigente, la actividad se amplía con otros servicios del rubro, como son las hamburguesas Boccato y los helados Friss.